-Participar de un proyecto social y solidario, creado por las propias AVV, sin ánimo de lucro y donde los beneficios repercuten en los propios asegurados.

-Beneficiarse de un servicio de calidad y a precio de coste.

-Ayudar en la promoción del mutualismo y del asociacionismo vecinal.